Violencia obstétrica, una naturalizada violación de los derechos humanos.

octubre 13, 2020 § Deja un comentario

Por: Valeria Vallana

La violencia obstétrica es un tipo de maltrato naturalizado que se ejerce desde los profesionales e instituciones de salud sobre las mujeres en la atención de los procesos de embarazo, atención del aborto espontáneo y/o IVE, parto y puerperio (el periodo en el que el aparato reproductor femenino se sana completamente; suele durar entre cinco a seis semanas).

Photo by freestocks.org on Pexels.com

Desde su consideración más amplia, la violencia obstétrica hace parte de la violencia gineco-obstétrica ya que las violencias en la atención en salud de las mujeres hacen parte de un continuo que no solamente atañe a la atención en obstetricia (embarazo, parto, puerperio), sino que se materializan en varios momentos de la atención en salud de las mujeres como la planificación familiar, la anticoncepción, el aborto, la patologización de la menstruación y la menopausia entre otras.

Consiste en una violación recurrente de los derechos humanos, sexuales y reproductivos que impacta negativamente en la experiencia de estos procesos, pero que además deja una impronta negativa con muchos y muy variados efectos físicos y psicológicos en las mujeres y en sus hijos/as.

La violencia obstétrica es la materialización de la deshumanización de la atención en salud, donde encontramos el uso y abuso de las relaciones de poder sobre el binomio mujer-paciente en instituciones altamente jerarquizadas y sociedades patriarcales. A esta doble relación de poder-subordinación de las mujeres pacientes se le puede sumar otras, donde cuestiones de clase, nivel educativo, raza, etnia, edad, entre otras, complejizan el ya complejo cuadro de violencia y discriminación que sufren las mujeres pacientes, exponiéndolas a un mayor grado de vulnerabilidad para sufrir de violencia y maltrato durante la atención en salud de sus procesos.

Es importante reconocer que este tipo de violencia no se presenta solamente en la atención de mujeres, ya que los hombres trans, que requieren de atención para sus procesos de aborto, IVE, embarazo, parto y posparto, también sufren de diferentes formas de maltrato y discriminación.

Encontramos que el ejercicio de esta violencia se relaciona ampliamente con la consideración simbólica de las mujeres como “objetos” de intervención y no como sujetos de derecho, situación que posibilita su deshumanización y cosificación, anulando la agencia y la posibilidad de decidir sobre sus procesos.

En la violencia obstétrica y gineco-obstétrica encontramos violencia estructural, violencia simbólica, violencia física, violencia institucional y violencia verbal y psicológica; siendo lamentablemente común encontrar que se reproducen tratos irrespetuosos y violentos, como por ejemplo insultos, alusiones abusivas a la sexualidad, intervenciones a veces innecesarias pero protocolarias, imposiciones como quietud, silencio y obediencia, apropiación de los cuerpos de madres e hijos/as, búsqueda de consentimientos a través de administración del miedo, entre muchos otros elementos que incluyen incluso castigos que se traducen en aislamientos, regaños y demoras en los medios de analgesia y anestesia

Es muy importante en este sentido recalcar que la violencia obstétrica y gineco-obstétrica constituye una violación de los derechos humanos, sexuales y reproductivos de las mujeres y hombres trans, por lo que no se deben escatimar esfuerzos para su erradicación, ya que cobra una alta cuota de morbilidad y mortalidad materna y perinatal.

Por ello es vital su desnaturalización, por lo que se invita a una reflexión crítica a los personales de la salud, a las diferentes facultades que están formando a los futuros profesionales, a las instituciones involucradas en la atención de los embarazos, abortos, partos, nacimientos y demás actores involucrados, sobre las violencias que se derivan de las relaciones de poder que en el sistema de salud se reproducen. Interpelamos a las ciencias de la salud a hacer sus saberes más contestables, asequibles y reflexivos en el sentido de la preocupación, no sólo en la seguridad de los partos nacimientos, sino también en la calidad de la experiencia de los mismos.

La Organización mundial de la Salud hace este llamado desde el 2014 con su declaración: “Prevención y erradicación de la falta de respeto y el maltrato durante la atención del parto en centros de salud” donde se especifica que: “En todo el mundo, muchas mujeres sufren un trato irrespetuoso y ofensivo durante el parto en centros de salud, que no solo viola los derechos de las mujeres a una atención respetuosa, sino que también amenaza sus derechos a la vida, la salud, la integridad física y la no discriminación. Esta declaración reclama un accionar más enérgico, diálogo, investigación y apoyo en relación con este importante problema de salud pública y de derechos humanos”[1].

Tomada de: https://especiales.ameliarueda.com//mama-primeriza/voy-a-parir.html

En este sentido estamos todos, desde las instituciones y profesionales de la salud, autoridades, universidades, pero también desde la sociedad civil, llamados a intervenir para asegurar una atención en condiciones de respecto y dignidad, garantizando el cumplimiento de los derechos humanos, sexuales y reproductivos durante la experiencia de atención en salud, para que podamos vivir y parir libres de violencias.

Viviana Valeria Vallana Sala

Antropóloga, Magister en Estudios Culturales, docente, investigadora y miembro cofundadora de Huitaca: observatorio de Salud Sexual y Reproductiva de Colombia.

Bibliografía Adicional

Belli Laura. La violencia obstétrica: otra forma de violación de los derechos humanos. Unesco, Revista Redbioética, 2013;1(7):25-34.

Camacaro Marbella. Patologizando lo natural, naturalizando lo patológico… improntas de la práxis obstétrica. Revista Venezolana de Estudios de la Mujer, 2009;14 (32):147-62. Disponible en: http://www.scielo.org.ve/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1316-37012009000100011&lng=es&nrm=iso>. ISSN 1316-3701

Monroy Sonia. El continuo ginecobs-tétrico: Experiencias de violencia vividas por mujeres gestantes en servicios de salud en Bogotá. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia; 2012

Organización Mundial de la Salud. Prevención y Erradicación de la Falta de Respeto y el Maltrato Durante la Atención del Parto en Centros de Salud [internet] 2014 [citado 2019 oct 24]. Disponible en: http://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/134590/ WHO_RHR_14.23_spa.pdf?sequence=1

Restrepo A, Rodríguez D, Torres N. “Me des-cuidaron el parto” La violencia obstétrica y el cuidado recibido por el personal de la salud a mujeres durante su proceso de parto. Bogotá: Pontificia Universidad Javeriana; 2016.

Sadler Michelle. Así me nacieron a mi hija. Aportes antropológicos para el análisis de la atención biomédica del parto hospitalario. Santiago: Universidad de Chile; 2003.

Vallana Viviana Valeria . Parirás con dolor, lo embarazoso de la práctica obstétrica. Discursos y prácticas que naturalizan la violencia obstétrica en Bogotá. Bogotá: Pontificia Universidad Javeriana; 2016.

Vallana Viviana Valeria. “Es rico hacerlos, pero no tenerlos” análisis de la violencia obstétrica durante la atención del parto en Colombia. En: Revista Ciencias de la Salud. Vol 17 2019. http://dx.doi.org/10.12804/revistas.urosario.edu.co/revsalud/a.8125


[1] Organización Mundial de la Salud. Prevención y Erradicación de la Falta de Respeto y el Maltrato Durante la Atención del Parto en Centros de Salud [internet] 2014 [citado 2019 oct 24]. Disponible en: http://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/134590/ WHO_RHR_14.23_spa.pdf?sequence=1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Violencia obstétrica, una naturalizada violación de los derechos humanos. en Proyecto WomanStats.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: